Páginas vistas en total

miércoles, 30 de marzo de 2011

El panorama inmediato de la Selección Mexicana


Terminaron los partidos de preparación. El tiempo que el cuerpo técnico de la Selección que encabeza José Manuel de la torre tuvo para observar jugadores dentro de la cancha, si bien no fue tanto como hubieran querido, dio definitivamente esbozos de lo que se avecina y podremos observar en los próximos meses. Encarar dos torneos de importancia como lo son la Copa de Oro y la Copa América crea una gran disyuntiva para quienes son responsables del combinado nacional, ya que se acerca el momento clave que implica el encarar dos competiciones con objetivos distintos: los medios hacen hincapié en que la Copa de Oro es obligación ganarla; mientras que en la Copa América el objetivo principal apunta al hecho de dejar una gran imagen y mostrar un equipo competitivo.


El disputar torneos continentales de dos confederaciones distintas, si bien puede tomarse como un fogueo importante que permite el desarrollo de nuestro fútbol, también plantea situaciones que tienen que trabajarse de una manera casi perfecta: mientras el resto de las selecciones que participará en ambos torneos concentrará a los 23 mejores jugadores que tienen, en México tendremos que rascar por todos lados para encontrar alrededor de 35-40 jugadores cuyo nivel les permita ser parte de la Selección, con todo y los atenuantes que existen (como el límite de edad para 18 de los jugadores que jugarán en la Copa América).


Independiente a la discusión de si en México existen los suficientes jugadores para encarar ambos torneos, es innegable que para la Federación Mexicana de Fútbol la prioridad es la Copa de Oro, ya que permitiría que se participe en la próxima Copa Confederaciones, además que moralmente fomentaría el repunte y la re-afirmación de que somos "el gigante del área"; mientras que la participación de México en Argentina 2011 pareciera ser una pretemporada muy cara -pero también muy valiosa, si se le sabe sacar provecho- para quienes el año quentra competirán por un lugar en los juegos olímpicos de Londres 2012.


Si pudiera sugerir algo al cuerpo técnico, diría que los 5 refuerzos a la selección sub-22 que viajará al cono sur en julio de este año deberían encontrarse en las siguiente posiciones:


Portero: un portero con experiencia es vital para contagiar de seguridad a la zona baja. Se convierte en automático en el líder, en quien ordena y quien comanda las acciones defensivas.

Defensa central: por razones similares a las del portero, un central con experiencia aportará fuerza, calidad y aprendizaje a los chicos. La organización de la zona baja tendría 2 pilares en los cuales soportar los momentos de presión.

Contensión: una de las posiciones más importantes del fútbol moderno, es quien da equilibrio y proyección al equipo. Se necesita alguien que sepa dar pausa, retener el balón, proyectar pases precisos a los que se encuentren adelante y también apoyar la zona baja cuando sea necesario. Un jugador que sepa ser escudo y catapulta es vital para el ritmo contemporáneo.

Volante: de preferencia alguien ágil, que sepa recorrer la banda. Una buena visión para saber desbordar, encarar rivales y enviar pases precisos a los delanteros puede crear diferencia a la hora de revisar el marcador final. Se necesita alguien con agilidad tanto física como mental, que no tenga temor de atreverse a realizar jugadas diferentes o imprevistas.

Delantero: aquí es quizá el punto más difícil. A excepción del "Chicharito" Hernández, las características de los delanteros convocados por el "Chepo" manejan un perfil de jugar de espaldas, de retener el balón y el estar pendientes de los centros que les sean enviados. Si bien los esquemas tácticos no son rígidos y pueden -deben- acoplarse a las situaciones propias de cada partido, el poner a dos delanteros con características similares en un partido puede resultar contraproducente, ya que ambos podrían estorbarse o terminar por no entenderse. Aquí habría que tener especial cuidado y atención.


Aún hay suficiente tiempo para que los jugadores demuestren su verdadera calidad, y se preparen (no sólo física, sino mentalmente también) para los retos que aguardan en verano, un verano que promete ser caluroso y pesado para todos quienes queremos ver a nuestra Selección siempre avante, triunfante.

1 comentario:

  1. Es una lástima que la Concacaf nos obligue a elegir a que torneo darle prioridad, pero bueno. Qué lástima que sea así, pues la Copa América, a mi juicio es un torneo mucho más relevante y competitivo que la famosa "Copa de Oro", que debería realizarse cada cuatro años y en los diversos países del área, no siempre en Estados Unidos, como se acostumbra.
    Pero dadas las circunstancias, estoy de acuerdo contigo en cuanto a las posiciones en que debe ser reforzado el equipo Sub 22.
    Para la portería, concretamente, pensaría en Jesús Corona o Memo Ochoa.
    Para la defensa en Rafael Márquez
    Para la contención Gerardo Torrado o Israel Castro, de volante Zinha o Luis Pérez y en la delantera, considerando que con seguridad el Chicharito será convocado a la Copa de Oro, Aldo de Nigris o Miguel Sabah

    ResponderEliminar