Páginas vistas en total

viernes, 17 de junio de 2011

ALISTANDOME PARA EL PARTIDO DE MI VIDA

Tal vez me lo tome muy a pecho, y ya escuche a muchos decir que solo es un mundial sub-17, pero toda mi vida he esperado este momento que hoy toca a mi puerta, y es que los dioses del futbol me han escuchado y mandaron un mundial a México. ¡Y de qué manera! la inauguración es en mi casa, el estadio Morelos, en cuanto supe la noticia, y tuve la oportunidad fui y compre mis boletos, hará unos 3 meses de eso; no sabía qué fecha era, a que rivales enfrentaría México y si me tocaría ver a los grandes o pequeños, pero yo compre mi paquete para todos los partidos.

Llego el sorteo, y cuando pensé que nada podría salir mejor, me entero de que además de que vería a mi selección, la selección de todos, la mexicana, venia Holanda esa selección que siempre me roba el aliento, a la que sigo siempre como si yo fuera un holandés mas, razones hay muchas, quizá en otra ocasión le dedique un espacio esa selección, y por si aun no fuera suficiente, también veré a la selección de Argentina, que siempre es interesante, y para cerrar el paquete viene Congo, los africanos en esta categoría siempre son un rival difícil pues sus jóvenes suelen tener el físico mas desarrollado gracias a su raza, corea que esperemos a ver que trae, y Japón igual veremos que nos regala.

Hoy un día antes del partido, me levanto temprano, reviso mis boletos una vez más a pesar de que ya sé que los compre hace 3 meses, que me los entregaron hace 2 semanas y que se que están en orden, saco del armario dos de mis playeras deportivas favoritas, la siempre vistosa naranja de la selección de Holanda, y la verde del tri, que por cierto me hace falta adquirir una más reciente pues llevaré puesta la de aquel mundial de corea-Japón 2002, cosa que no importa mucho pues al llegar al estadio el color verde nos une a todos, estoy inquieto, hambriento de futbol, ansioso ya quiero que suene el silbatazo inicial.

Yo hago mi parte, ya solo falta ver que nos regalan los jugadores, porque en ellos está la posibilidad de que veamos a las posibles figuras del balón pie mundial, que tal que nos toca ver al próximo Van Persie, al nuevo Hugol, a un pequeño Batistuta, yo tendré mi ojo bien abierto, en lo que yo espero sea una de esas experiencias que jamás se olvidan, hoy les escribí como un aficionado mas, espero contagiarles mi entusiasmo por este mundial y se unan a los que como yo haremos lo que nos toca en nuestra trinchera para que este mundial sea un éxito, porque aunque nosotros no jugamos, ¿qué sería de un partido, sin la pasión de las tribunas, los gritos, las porras, los colores y todo ese folclore mexicano? ese que cuando hay un evento en nuestras tierras trasmitimos al los que nos ven o nos visitan, vamos todos al estadio para darle un buen regalo al mundo, que se lleven una bonita impresión del país.

¡Que ruede el balón!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada