Páginas vistas en total

miércoles, 29 de junio de 2011

GIOVANNI, PUEDES SER UN GRANDE


Una vez que no me canso de ver el gran gol que el 10 mexicano Giovanni Dos Santos anota para liquidar a los norteamericanos en la final de la Copa Oro, es momento de abrir un gran paréntesis, de hacer una reflexión en la cual se inmiscuya no sólo este notable repunte del nacido en Monterrey, sino encadenar los factores que han causado tantos altibajos en él.

El amargo paso en Inglaterra

Uno ve la explosión con la que arranca Gio, la manera en la que conduce el balón con la perfección de llevarla pegada al pie, a velocidad y con la cara levantada; la manera en la que encara y deja sembrados a los defensas rivales, la manera dúctil en la que se desenvuelve en la cancha, tanto tirado a la banda como los extremos de antaño, como enganche, o como media punta, y no me cabe en la cabeza como no pudo brillar en Inglaterra, en el Tottenham de la tan afamada Liga Premier.

Y es justo el fracaso en Inglaterra el que ha mermado la carrera de este atacante mexicano, se dice que su principal ausencia de las convocatorias del técnico del Tottenham fue por indisciplina, que dio lugar a escandalosas vinculaciones de Gio con la vida nocturna, además se habla de una depresión por parte del jugador que según se canalizaron en un bajo rendimiento.

Su rencacer en Santander

Después de pasar casi 6 meses viendo los juegos en un palco o en el televisor, Gio se fue a jugar al Racing de Santander, lo que marcó su regreso a la Liga Española, en la cual poco a poco, primero entrando de cambio en los segundos tiempos comenzó a brindar destellos de dinámica y buen fútbol, y posteriormente no sólo se convirtió en un referente del ataque del Racing, sino marco goles fundamentales que alejaron al equipo del descenso.

¿Y ahora?

Giovanni ahora convocado a la Copa América deberá reafirmar este gran repunte y continuar con ese fútbol vistoso, explosivo e incisivo que le caracteriza, la Copa Oro no le será suficiente, ya que la Copa América es una vitrina de mayor envergadura para que un buen equipo de Europa se fije en él.

Por mi parte, estoy convencido de que este “morenito” está a la altura de los mejores atacantes del orbe futbolístico, ya cometió yerros que le costaron muy caro, tiene la Escuela del mejor equipo del mundo, el Barcelona, ya fue mundialista y campeón mundial juvenil, ya jugó en los dos mejores ligas del mundo; pero a sus 22 años, tiene un porvenir muy alentador, sin embargo, la mentalidad con un enfoque de madurez, la disciplina y el compromiso deberán ser los factores a seguir trabajando de éste virtuoso del balón, de lo contrario, seguiremos viendo a un Giovanni Dos Santos como la promesa eterna y no como una realidad, como un grande.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada