Páginas vistas en total

lunes, 3 de diciembre de 2012

La final del Ascenso Mx (Apertura 2012)

Dorados 1-0 La Piedad: Buen partido el vivido a media semana en Culiacán, tenso y con muchas oportunidades, aunque sólo hubo un gol a lo largo de los 90 minutos del cotejo. Tras un inicio avasallante de los locales, los visitantes fueron asentándose bien en la cancha del Banorte y frenaron las llegadas del conjunto de casa. Con el paso de los minutos la visita comenzó a dominar en media cancha, por lo que sus llegadas fueron siendo de mayor peligro con el paso de los minutos, la más clara quizá un contragolpe en el que ni Rafael Murguía ni Juan Manuel Cavallo supieron definir. Tras el empate a 0 en la primera parte, Paco Ramírez mandó a Daley Mena a la cancha, y sería precisamente el colombiano quien provocaría la jugada del gol de Dorados. El ex Gallos fue todo el segundo tiempo un peligro constante por su velocidad por banda izquierda, y en uno de sus desbordes mandó un centro que fue rechazado por la defensa, pero al intentar despejar la pelota, Leonín Pineda le dio un puñetazo descompuesto que dejó el balón a modo a Gustavo Ramírez, quien prendió un derechazo que entró como bala en la portería de los Reboceros. Con el paso de los minutos la intensidad disminuyó y ya no hubo más anotaciones, por lo que quedaba la duda si la ventaja que se llevaban los Dorados de Sinaloa  sería suficiente para pelear por el título en Michoacán.


La Piedad 3-1 Dorados: En un duelo que estuvo marcado tanto por el pundonor de ambos equipos como por el pésimo trabajo arbitral, los Reboceros dieron la vuelta a la serie y en tiempo extra se coronaron como los campeones del Ascenso. La afición local no tuvo que esperar mucho tiempo para poder estallar en júbilo, pues apenas al minuto 2 Emmanuel Gil controló de espaldas al arco, metió un disparo sin mucha fuerza que se le escapó de las manos al arquero Frausto y Emmanuel García marcó el primer tanto. 9 minutos más tarde comenzarían los errores del cuerpo arbitral, pues Javier Güemez fue expulsado de manera injusta por un supuesto codazo, algo que sólo Carlos Martínez Soto, juez central, pudo observar. La Piedad seguía dando avisos que iba por más, al 35' Alfredo Frausto tuvo una desviada increíble a un disparo de Emmanuel García. La ventaja se amplió al 41', cuando Juan Manuel Cavallo fue a buscar un pase prolongado, a pesar de que Frausto salió a achicarle el espacio, encontró el rincón preciso para embocar el segundo tanto e ilusionar a un abarrotado Juan N. López. Para el segundo lapso apareció la figura de Cuauhtémoc Blanco: cobró una falta que desembocó en una mala salida de Leonín Pineda, quien dejó el esférico a merced del paraguayo Gustavo Ramírez, quien empató la serie y silenció al estadio al 50'. Al 65' el "Woody" Sánchez fue expulsado por una entrada desleal, y 2 minutos después su compañero Carlos Cárdenas también se fue a bañar temprano lo cual, aunado a la insistencia de Dorados, parecía complicar en demasía la aventura para los de casa; sin embargo aguantaron y con el paso de los minutos y la inminencia del alargue, las precauciones pudieron más que el ímpetu por conseguir el gol de la victoria. Poco antes de terminar el tiempo regular, "Cuau" sufrió una terrible lesión en la rodilla que parecía ponerlo fuera del encuentro, pero el líder de los de Sinaloa regresó a jugar, demostrando por qué a sus casi 40 años sigue siendo una figura indiscutible y respetada.

Ya en los tiempos extra, La Piedad volvió a encontrar la ventaja muy rápido, pues apenas al 93' Antonio Martínez aprovechó un rebote a las afueras del área, pateó de derecha y el balón se incrustó en un rincón del arco de Dorados. al revisar la jugada se ve que hay un claro fuera de lugar por parte de dos jugadores de los Reboceros, e incluso el asistente no señaló el gol, pero el árbitro terminó por validarlo. Casi inmediatamente Jonathan Piña pudo ampliar el marcador, pero su disparo pegó en el travesaño. Al minuto 102', el árbitro se comió un penal del tamaño del estadio, tras una tacleada de Frausto sobre Emmanuel García dentro del área que sólo el árbitro apreció como contacto legal. El final del partido estuvo marcado por la mala actitud del arquero de Dorados, quien en un arranque de enojo le tiró un balonazo a un recogebalones, por lo que fue expulsado, y de camino al vestido agredió a Juan Antonio Luna, una actitud reprobable del cancerbero "culichi". Tras los 120 minutos los michoacanos pudieron al fin brincar de alegría, ¡pues son los campeones de la rama de ascenso! y desde ahora tienen ya medio boleto para pelear por un lugar en Primera División.


¿El gol? el 2-0 de la vuelta, de Juan Manuel Cavallo; más que la jugada, el pundonor demostrado y el no dar por perdido ningún balón son lo que hacen de este gol uno muy importante y rescatable. 2. El gol de Dorados en la ida.
¿El partido? La vuelta, por que tuvo de todo: goles, expulsiones, polémica, tiempos extra, atajadas y momentos de buen fútbol.
¿La figura? Emmanuel García, anotó 2 de los 3 tantos que tienen hoy en día a La Piedad con un pie de regreso en la máxima categoría.
¿La atajada? de Leonín Pineda, quien aguantó con valentía un mano a mano y terminó desviando un disparo que, de haber entrado, hubiera mermado en mucho las aspiraciones de su club, pues ya se jugaban los tiempos extra.
¿Los errores? Rafael Murguía tuvo al minuto 17 de la ida la oportunidad de poner al frente a los Reboceros, pero el centro de Cavallo iba muy fuerte y no pudo anidar el balón en las redes estando frente al marco. Los dos goles que anotó el conjunto de Sinaloa en esta serie fueron producto de malas salidas por parte del arquero piedadense, Leonín Pineda. 
¿Lo negro? ¿Por dónde empezar? La expulsión de Güemez era injusta, no había ni falta. La segunda tarjeta amarilla para el "Loco" Cárdenas también fue exagerada. El tercer gol de Reboceros se da en claro fuera de lugar, pero luego no se le marcó un penal clarísimo a los michoacanos, tras una jugada en la que Frausto va y arrolla al delantero piedadense. Terrible la actuación del silbante Martínez Soto.
¿El detalle? La tercera es la vencida: Tras caer en las finales de los torneos de Apertura 2002 y 2011, La Piedad al fin puede alzarse como campeón de la rama de ascenso, algo que no conseguían desde el Verano 2001, cuando vencieron a Toros Neza.

Así pues, los Reboceros de La Piedad tienen ya medio boleto a la Primera División. De ser campeones en el Clausura 2013 obtendrán su pase automático; de no ser así, disputarán la final por el ascenso ante el equipo que resulte ganador de dicho certamen. ¡¡Felicidades, Reboceros!! a celebrar, ya recorrieron la mitad del camino, pero viene lo mejor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario