Páginas vistas en total

lunes, 3 de diciembre de 2012

La gran final (Apertura 2012)

Tijuana 2-1 Toluca: Este encuentro inició a tambor batiente, lo que nos hizo pensar en que serían 90 minutos de emoción y dramatismo puros. Xolos se volvió dominador durante los primeros minutos, teniendo la pelota y maniatando a su rival. Fidel Martínez desató el júbilo en la "perrera" al minuto 23, tras anotar el primer tanto de la noche, gracias a un pase largo de Christian Pellerano que cayó al ecuatoriano, y éste disparó entre los pies de Talavera. La reacción escarlata no tardaría en llegar, pues dos minutos más tarde Edgar Benítez emparejó el marcador en una jugada que inició Luis Tejada y pasó por Lucas Silva, quien metió un centro raso para Benítez; y el paraguayo cerró el envío con pierna izquierda para vencer a Cirilo Saucedo. El partido seguía con llegadas por parte de ambos bandos, pero una jugada cerrada y polémica fue la que determinó la ida: al 39', un cobro de tiro libre por parte de Fernando Arce llegó a Joe Corona, quien peinó el balón a segundo palo, en donde el paraguayo Pablo César Aguilar remató con pierna izquierda, en un apretado fuera de lugar. En el segundo tiempo la intensidad del duelo tuvo un bajón importante, puesto que Tijuana apostó a defenderse bien y no permitir que la insistencia de los del Estado de México rindiera frutos con un gol que les diera el empate. Al final ambos decidieron guardar sus armas para el partido de vuelta.


Toluca 0-2 Tijuana: Muchos dirán que fue un duelo aburrido, lo cierto es que los Xolos se metieron a la cancha del Nemesio Díez a oponer resistencia de manera inteligente. Los pupilos de Mohamed aguantaron la presión durante todo el primer tiempo, cerrando los espacios a los Diablos y buscando comer todo el tiempo posible para desesperar a sus rivales. Con sus líneas muy bien paradas en la zona baja, asfixiaron y no dieron respiro ni a Sinha, ni a Tejada ni a los laterales que buscaban penetrar por las bandas, quienes una y otra vez vieron cómo sus esfuerzos se estrellaban irremediablemente ante una verdadera muralla negra. En la segunda parte se vio una leve mejoría por parte de los locales, incluso a los 13 minutos de iniciado el segundo lapso la historia pudo haber cambiado, cuando un recentro de Lucas Silva le llegó franco a Luis Tejada, pero el panameño terminó errando a la hora del cabeceo. Xolos insinuaba ya peligro, pero hasta entonces Talavera había estado atinado, la más espectacular cuando sacó con un gran lace un disparo de Édgar Castillo que parecía incrustarse en el ángulo. El marcador se abrió finalmente al 69' un cobro de tiro libre hecho por parte de Fernando Arce pegó en el poste; en el rebote llegó Richard Ruiz solo y sin marca para rematar con pierna zurda. Aún no se reponían los choriceros del golpe recibido cuando les llegó la estocada final, ya que un minuto más tarde un contragolpe de los canes culminó con Duvier Riascos eludiendo de gran forma a Talavera y definiendo de pierna zurda. A partir de ahí Xolos se defendió de gran forma y tuvo en Cirilo Saucedo a su hombre más importante, aunque las llegadas de Toluca eran más producto del orgullo y dignidad propios que construidos con base en su calidad futbolística. Así se escurrió el tiempo, y cuando el silbatazo final sonó estalló la alegría en los jugadores, en Antonio Mohamed (quien de nueva cuenta lloró de felicidad), las familias del equipo, la directiva y los casi 3000 seguidores presentes detrás de una de las porterías: ¡¡Son los nuevos campeones del fútbol mexicano!! y con todo merecimiento.


Y así se vivió la entrega de las medallas y el trofeo:


¿El gol? De Duvier Riascos, con el tanto que finiquitó la serie. No sólo es un gran contragolpe que el colombiano define de gran forma, sino que es también un gol histórico y que será siempre recordado en la ciudad fronteriza.
¿El partido? En sí fue una final cerrada, que se definió en lapsos muy precisos y breves. De los 180 minutos, me quedo con el primer tiempo de la ida.
¿La figura? Fernando Arce. No realizó un papel lucidor, pero fue el equilibrio y motor de media cancha, el primer recuperador y la catapulta que impulsó al equipo de Xolos al frente. Gran resurgir del único jugador del cuadro titular que es originario de Tijuana.
¿La atajada? De Alfredo Talavera, quien en los albores del segundo tiempo de la vuelta tuvo un lace espectacular, que impidió que Édgar Castillo abriera el marcador con un golazo al ángulo.
¿El error? Sin duda que el más grande fue de Luis Tejada. El panameño tuvo la oportunidad de cambiar el rumbo del partido al inicio del segundo tiempo, cuando un recentro de Lucas Silva lo dejó solo y de frente al marco desguarnecido de Xolos, pero no pudo conectar correctamente y su cabezazo terminó saliendo desviado.
¿Lo negro? El segundo gol de Xolos en la ida se da en fuera de lugar. Hay una entrada en la ida que a todas luces era penal de Gandolfi sobre Isaac Brizuela. En la vuelta hay otra entrada de Gandolfi sobre Sinha que bien podría haber sido sancionada con cartón preventivo -al menos-.
¿El detalle? Toluca tiene mala suerte con las sucesiones presidenciales: En el 2000, pocos días después de la llegada de Vicente Fox a la presidencia del país, perdieron en su casa la final ante Morelia. Lo mismo sucedió en el Apertura 2006, al poco tiempo de llegar Felipe Calderón a Los Pinos los choriceros perdieron de nueva cuenta una final como locales, en esta ocasión ante Chivas. Ahora, un día después de que Enrique Peña Nieto llegara al poder (quien por cierto es aficionado de los Diablos Rojos), de nueva cuenta pierden una final en su cancha, en esta ocasión a manos de los Xolos. Por otro lado, Tijuana establece récord como el equipo que menos tiempo tuvo que esperar -después de ascender- para coronarse. El récord anterior lo ostentaba Tigres con 4 años (ascendió en 1974 y se coronó por primera ocasión en la 77-78).


Apenas 3 torneos después de logrado en el ascenso, los Xolos de Tijuana hoy celebran en lo más alto del fútbol mexicano. ¡¡Felicidades campeones!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario