Páginas vistas en total

lunes, 1 de julio de 2013

Enseñanzas de la Confederaciones 2013


Examen para algunos, ensayo para otros; La Copa confederaciones es un torneo que ha adquirido prioridad para la FIFA y que en cada edición se pelea con mayor seriedad. De ser el aliciente de la familia real saudí para impulsar este deporte en su país, se ha convertido en una especie de "mundialito" que permite medir niveles antes del comienzo de la máxima fiesta del fútbol.


Con calificación aprobatoria en todos los niveles, creo que esta IX edición de la Confederaciones nos dejó muchas enseñanzas y lecciones, las cuales enumero a continuación:

En su punto
Me parece que la Confederaciones demostró que en Brasil están listos para albergar la Copa del Mundo del próximo año.

No hay "invencibles"
Por su estilo y resultados, muchos pensaban que España sería el rival a vencer en esta Copa. Siempre que un equipo de época surge, son muchas las voces que quieren verlos caer, en cada derrota buscan el derrumbe del imperio; pero creo que a esta Furia Roja aún le queda mucha cuerda y regresará en un año a tierras amazónicas con bríos renovados.

Fuerza africana a la baja
Poco y nada mostró Nigeria en esta copa; vaya, ¡Hasta Tahití les metió gol! cuando Camerún sorprendió a todos a inicios de los 90, muchos pensamos que el futuro del fútbol estaría en el continente negro. Países como Senegal, Nigeria, Camerún, Costa de Marfil, Marruecos, Túnez y muchos otros levantaron la mano por muchos años como equipos competitivos, dispuestos a arruinarles el día a cualquiera. Tengo la teoría de que factores como la migración han debilitado la fuerza del llamado "continente negro", ¿a qué me refiero? hoy en día los jugadores de origen africano prefieren naturalizarse o defender los colores de los países que los acogen antes que jugar para su nación de origen; este debilitamiento del nacionalismo está haciendo mella en el nivel de estas selecciones.

Tahití, la esencia amateur
Sin duda el corazón y el alma de esta Copa, creo que Tahití fue el mejor maestro que tuvimos en este certamen. Con un espíritu amateur se pararon frente a algunas de las mejores selecciones del orbe, y aunque fueron goleados demostraron que la alegría por jugar, el espíritu de lucha y el juego limpio no deben ser borrados por factores como la fama o el dinero. Tahití fue de forma inobjetable el gran ganador de esta Confederaciones.

Garra charrúa
La inercia que traen desde Sudáfrica 2010 le sigue alcanzando a los uruguayos para pelear en lo más alto. Con grandes figuras (Cavani, Suárez, Forlán, Lugano, Gargano, etc.), una postura abierta de parte del DT Tabárez y olvidándose del tradicional juego brusco, los sudamericanos siguen levantando la mano para llegar al próximo mundial y lograr resultados importantes. La eliminatoria no es nada fácil, pero si logran solventarla les aseguro que nadie querrá tenerlos en su grupo.

Sol naciente en el fútbol
si hay un país que ha crecido a pasos agigantados en su nivel y desarrollo de infraestructura futbolística es Japón. no se me olvida aquella tarde de finales de 1997, cuando en un dramático final le arrancaron el empate a Irán y calificaron por primera vez a un Mundial. Hoy en día ya fueron anfitriones de otro, han calificado de manera seguida a 5 copas del mundo, tienen jugadores de gran calidad en Europa, un sistema de juego basado en el orden y la disciplina, y marcan la pauta en una confederación cada vez más reñida como lo es la asiática. No tengo duda alguna que Japón en los próximos años crecerá hasta ser una nueva potencia futbolística, se los aseguro. Merecían mejor suerte y no el irse sin puntos.

México, aplacando tormentas
Llegó con dudas y nubes de tormenta encima, y se fracasó en el objetivo trazado por los de pantalón largo. Si bien se viven momentos complicados en la eliminatoria, los momentos de brillantez individual y lucha del Tri hacen pensar que no todo está perdido aún. José Manuel de la Torre conservó su puesto -a muchos les agradará, a otros no; pero me parece coherente darle continuidad a su proceso- y aún se puede mejorar y mucho, si no queremos vivir lo mismo dentro de un año.

Protestas
Dejo para el último lo que me parece más importante de todo: el fútbol como agente de cambio social. Esta Confederaciones estuvo marcada por las fuertes protestas del pueblo brasileño, quienes consideran excesivos los gastos en el Mundial cuando en el país hay necesidades más grandes (hambre, educación, transporte). "El fútbol es lo más importante de lo menos importante", y creo que la actitud de algunos jugadores es encomiable, sumándose a las voces que exigen un cambio y una mejora sustancial en su sociedad. Los que odian el fútbol suelen criticar a los futboleros, nos tachan como una "masa iletrada y adormecida", sedada por quienes tienen el poder; este tipo de actos reflejan que no es cierto, que el fútbol también puede ser una voz poderosa para exigir una vida mejor para todos.


Y ustedes, ¿qué otras lecciones aprendieron en esta Copa Confederaciones 2013?

3 comentarios:

  1. Difiero en el punto de Uruguay. La garra charrúa arrastra una tendencia a la baja desde la conquista de la copa América en Argentina y su reflejo está en la eliminatoria mundialista donde gracias a su triunfo ante Venezuela esta en zona de repesca; la clasificación entre los cuatro mejores se debió en gran parte al colchón llamado Tahití y a las fallas de Nigeria en su duelo donde las Águilas fueron mejores que los celestes. Hoy Uruguay esta en extremo dependiente de lo que hagan sus delanteros de élite Cavani y Suárez ya que sus antiguos baluartes Arévalo Ríos, Lugano y Forlán se encuentran bajos de nivel y en el caso de los dos últimos envejecidos.

    ResponderEliminar
  2. La principal enseñanza de la Confederaciones para México es poder ser testigos de su verdadero nivel: un equipo clase B, sin idea ni calidad, formados por jugadores sobrevalorados pero carentes de la personalidad de seleccionados anteriores que al menos les permitía competir y un DT que su cara era el reflejo de la derrota y de la incapacidad. El fútbol mexicano dio una imagen de temor y derrota al mundo del fútbol, la misma imagen que en la eliminatorias ha convertido al otrora Gigante en un equipo más del inframundo futbolistico de Concacaf.

    ResponderEliminar
  3. bienvenida la diferencia: El verdadero parámetro para Uruguay será lo que falta de eliminatoria; por ahora están en zona de repesca, no les será fácil avanzar. Respecto a México creo que todo pasa por la actitud en estos momentos; además que mientras otros países crecen a ritmo veloz (incluso en la misma Concacaf), nosotros parecíeramos ir hacia atrás, retrocediendo.

    ResponderEliminar