Páginas vistas en total

miércoles, 5 de marzo de 2014

LOS COLIBRÍES MORELENSES

El capitán Jorge Rodríguez Marié, dueño de la compañía Aerolíneas Internacionales, adquirió al Atlético Celaya poco antes del Apertura 2002. Seis meses después, con el fin de ganar la elección para alcalde de Cuernavaca, se llevó la franquicia de “Los Toros” a Xochitepec, Morelos, rebautizándola como “Colibríes”. Increíble que la federación haya autorizado un estadio tan precario como el Mariano Matamoros (cuya cancha inundaba en ciertas épocas del año un río), para la Primera División, pero como lo sabemos muy bien, en nuestro fútbol todo es posible, y así, el visto bueno llegó.
Su debut se dio el domingo 12 de enero de 2003, en C.U., frente a los Pumas y, para sorpresa de todos, los derrotaron 1-3. Aquí la primera alineación de los “Chupamirtos”: Rogelio Rodríguez; Miguel Pérez, Jorge Jerez, Salvador Vaca y Mauricio Gallaga; Jorge Uribe, Aurelio Molina, Mario Grana y César Gómez (Joao Batista); Rodolfo Flores (Claudio Puechagut) y Claudio da Silva “Claudinho” (Jorge Orozco). Los dirigía Sergio Rubio, ex defensa de Cruz Azul y Chivas.
Otras dos victorias consecutivas hicieron soñar a los Morelenses con una gran campaña, pero pronto los malos resultados comenzaron a llegar, lo que, aunando a la presión del descenso, provocó la salida de Sergio Rubio y su sustitución por el tormentoso Zlatko Petricevic. Las cosas no mejoraron mucho con el entrenador balcánico y, la lucha por no descender entre Colibríes, Puebla y Jaguares, se ponía cada vez más cerrada, por ello, fue sustituido con la dupla integrada por Rodolfo Sotelo y Felipe Ocampo, antiguos jugadores del Zacatepec de los 80. Faltando una jornada, los morelenses estaban empatados con Chiapas en el último lugar porcentual (113 puntos), aunque con mejor diferencia de goles. Un punto arriba de ellos se encontraba el Puebla. Los tres jugarían su último partido de la campaña como locales: Jaguares contra Tecos, Puebla contra Pachuca y Colibríes contra Cruz Azul.
Así, el equipo de Rodríguez Marié necesitaba conseguir un mejor resultado que sus rivales y, sólo el triunfo le aseguraba la permanencia. Después de un partido muy cerrado, sólo pudieron sacarle el empate a “La Máquina Celeste”, mientras que Puebla se salvaba, al igualar 1-1 con los Tuzos. Faltaba Jaguares que casi hasta finalizar el partido, continuaba 0-0 con la Autónoma, lo que lo condenaba a descender. No obstante, para desgracia de los morelenses, Gilberto Mora ejecutó un tiro libre de forma impecable y la dio el triunfo a los chiapanecos, con lo cual las cosas dieron un giro de 180 grados y los Colibríes terminaron en último sitio porcentual. Temiendo disturbios, el sonido local anunció que los morelenses se habían salvado, lo que despertó el júbilo en las tribunas, sólo hasta más tarde, cuando se confirmó que todo había sido un engaño, la afición emplumada estalló en ira y llanto.
Este fue el último once titular de los Colibríes de Morelos: Alexandro “Mostro” Álvarez; Miguel Pérez (Andrés Ortega), Guillermo Rergis, Salvador Vaca y Mauricio Gallaga; Jorge Uribe, Aurelio Molina, Mario Grana y Leandro Tavares(César Gómez); Jorge Orozco (Roberto Nurse) y Claudio da Silva “Claudinho”. Antes del siguiente draft, la franquicia fue vendida por Rodríguez Marié (quien por cierto tampoco ganó la elección) y llevada a Tijuana, siendo rebautizado el equipo como “Trotamundos”. Así concluyó su breve historia.

Para conocer la historia de más equipos antiguos y desaparecidos, da clic aquí.  

2 comentarios:

  1. Perversa manía de los políticos mexicanos el de usar el fútbol, el deporte en general, como un medio para promocionarse, de querer chantajear a la gente a cambio de un puñado de votos.

    Desgraciadamente personajes como el Capitán Rodriguez irrumpen constantemente en el medio futbolistico mexicano, tipos que usan el fútbol y quieren aprovecharse del prestigio del deporte, pero que la mayoría de las veces terminan desapareciendo con la misma velocidad con que llegaron, ya sea por motivos oscuros o porque se dan cuenta los reales costos que representa el fútbol.

    Lamentablemente los únicos que terminan perdiendo siempre son los aficionados: la celayense que ha batallado durante años para reponerse de ese golpe que fue perder a su Atlético Celaya o la misma afición morelense que vio como jugaban con sus ilusiones.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es correcto. Si hay una plaza que me gustaría ver regresar este año, sería precisamente a los toros Cajeteros. De hecho Colibríes iba a jugar originalmente en Cuernavaca, pero el estadio Centenario está incluso peor que el de Xochitepec.

      Eliminar