Páginas vistas en total

miércoles, 17 de febrero de 2016

HORACIO LÓPEZ SALGADO: DE GOLEADOR CREMA A ÍDOLO AZUL




Horacio López Salgado nació en Taxco, Guerrero, el 15 de septiembre de 1948. Debutó en el América en la temporada 67-68 y muy pronto, gracias a su cuota goleadora despertó el interés de la selección nacional, siendo convocado, apenas a los 23 años, para jugar el mundial de México 70.



   En la Copa del Mundo, no logró anotar gol, aunque si participó en dos partidos (contra la Unión Soviética y El Salvador). Un año después, en lo que parecía su consolidación con “Los Millonetas”, se coronó campeón de liga en 70-71, tras vencer en la final al Toluca 2-0, siendo suya la anotación que consolidó el triunfo del América.


Sin embargo, con todo y sus 40 goles en apenas cinco torneos, López Salgado fue vendido, sorpresivamente, a un equipo modesto que, sin embargo, ya tenía dos títulos de liga en su haber y que, con el objetivo de volverse un equipo tan poderoso como el América, había dejado la paz de Jasso, Hidalgo, y llegado a la capital: el Cruz Azul.



Pocos se imaginaban el giro que la carrera de López Salgado tomaría entonces, pues de ser una promesa americanista, se convirtió en el máximo goleador del conjunto celeste en una década que “La Máquina” dominaría de principio a fin, obteniendo cinco campeonatos de liga en 71-72, 72-73, 73-74, 78-79 y 79-80.  Asimismo, López Salgado se coronaría campeón de goleo en 74-75, con un total de 25 anotaciones.



López Salgado, víctima de las lesiones y la edad, dejó a Cruz Azul al final de la 81-82. En apenas once años, había marcado 133 goles, consolidándose como el máximo goleador de la franquicia hasta entonces (más tarde lo superaría otro ex americanista, Carlos Hermosillo). Antes de colgar los botines, jugó una temporada en el recién resucitado Necaxa, con el que ya no pudo seguir su paso goleador.

1 comentario:

  1. Horacio era en sus inicios extremo derecho, fue en la selección con Raúl Cárdenas que comenzó a alinear de centro-delantero y en América, el Mister Roca al ver lo bien que se desempeñaba en el puesto lo comenzó a utilizar como relevo de Borja. Fue el mismo Horacio quién pidió la salida de América ya que era difícil que sentará a Enrique Borja, y fue el "Güero" Cárdenas quién convenció a Don Guillermo para que lo contratará; y le respondió con creces.

    ResponderEliminar