Páginas vistas en total

martes, 7 de marzo de 2017

RÉQUIEM POR EL TANQUE





Carlos Miloc Pelachi nació en Montevideo, Uruguay el 9 de febrero de 1932. Comenzó su carrera como futbolista en el Nacional en 1950. Cuatro años después, marchó a Colombia para jugar con el Cúcuta Deportivo. En 1957, llegó a México para jugar con el Morelia, equipo que debutaba esa temporada en el máximo circuito. Con los michoacanos, estuvo en dos etapas: 57-62 y 64-67. En estos ocho años, destacó por su entrega y su olfato goleador. También vistió la playera del León (62-63) e Irapuato (63-64 y 67-69). En total, en su paso como futbolista en México, alcanzó la cifra de 76 anotaciones, 59 de ellos con los purépechas.




Aunque ya había fungido interinamente como entrenador de Morelia e Irapuato, formalmente inicio su carrera como estratega en 1969, con los freseros. Seguiría una larguísima trayectoria en diversos equipos: Pachuca (71-72), Torreón (72-73), Veracruz (73-74), San Luis (75-77), Tigres (77-79, 81-83, 86-88 y 97-98), Chivas (79-80), Tecos (80-81), Tampico Madero (83-84), Correcaminos (88-89), Cobras (89-90), América (90-92), Veracruz (92-93) y Morelia (95-96, sólo un juego).
Su etapa más gloriosa sin duda la vivió con los Tigres, a los que hizo campeones en dos ocasiones, conformando un equipo legendario con estrellas como José Pilar Reyes, Mateo Bravo, Walter Mantegazza, Sergio Orduña, Tomás Boy y Gerónimo Barbadillo. Asimismo, consiguió ascender al San Luis, en 1976 y hacer campeón de CONCACAF y de la Copa Interamericana al América en 1991.





También  dirigió en Guatemala, hizo cuatro veces campeón de liga al Comunicaciones (96, 98, 99, 2000) y más tarde tomó las riendas de la selección chapina, a la que dirigió en la Copa de Oro 2000 y en las eliminatorias para el mundial de Corea-Japón.
Extrañaremos las enseñanzas y opiniones siempre polémicas de este hombre brillante y temperamental que falleció el pasado 17 de febrero en su querida ciudad de Monterrey. Descanse en paz, “El Tanque”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario